Si nos paramos a pensar en la cantidad de momentos en un solo día que estamos expuestos a la publicidad, nos sorprenderíamos. Las marcas tratan de llamar nuestra atención para que compremos o nos interesemos por algo en concreto. A veces esto puede resultar pesado, pues acabamos saturados. ¿Cuál es el problema? El no saber cómo conectar con la audiencia o cómo lanzar el mensaje correctamente.

Convierte al usuario en el protagonista de tu estrategia de comunicación

El objetivo de tu mensaje debe ser el de ayudar a tus clientes potenciales a conseguir algo que deseen. Por eso, la estrategia debería tratar de lo que tu producto o servicio puede hacer por estas personas. Ponte en la piel de tu público y cuéntale cómo tu marca puede servirle de ayuda.

El mensaje de tu estrategia debe ser sencillo, directo y transparente

No debe dar lugar a confusión o malentendidos. Es importante que cada uno de los mensajes que vayas a lanzar tengan un valor y una razón. Puedes ofrecer mensajes de forma directa como consejos, instrucciones, tips… o indirecta como inspiraciones, motivación… Importantísimo la honestidad y transparencia desde el minuto uno para que tu estrategia de comunicación funcione.

Lograr buena estrategia de comunicación

Utiliza los canales adecuados para tu estrategia de comunicación

Además de contar lo que tu audiencia necesita, como ya te comentamos en otras ocasiones, debes hacerlo a través de los medios en los que ésta se encuentra. Te recomendamos no cerrarte a un solo canal, sino crear una estrategia a través de varios medios: una campaña diversificada que te de más difusión, como hablamos anteriormente en nuestro artículo sobre cómo utilizar las redes sociales.

Respeta el tiempo de tu audiencia

Ten en cuenta que el tiempo de tu usuario es oro, por lo que no debes hacérselo perder. Si realmente quieres que consuman tu contenido debe aportar algo realmente interesante para ellos.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Sé el primero en conocer nuestras últimas noticias y novedades